Thursday, March 6, 2008

Presentan plan antiinmigrante




A las redadas de indocumentados se agrega la nueva propuesta antiinmigrante de legisladores del Partido Republicano en este año electoral. Emilio Flores/La Opinión]

Presentan plan antiinmigrante
Grupo de senadores republicanos intenta impulsar paquete de más de 12 proyectos

Maribel Hastings
Corresponsal de La Opinión
06 de marzo de 2008

WASHINGTON, D.C.— John McCain no había recibido ayer el apoyo oficial del presidente George W. Bush cuando ya un grupo de sus colegas republicanos en el Senado presentaba un paquete de medidas migratorias de mano dura y enfocadas en seguridad. Lo hicieron, según ellos, "porque no podemos seguir esperando".

"Esta ilegalidad es inaceptable. Y hay que hacer algo este año", declaró el senador republicano de Alabama, Jeff Sessions, quien encabeza el grupo que intentará avanzar más de 12 proyectos.

Éstos incluyen desde penas carcelarias para quienes crucen la frontera ilegalmente, hasta aclarar y facilitar la participación de policías locales en aplicar las leyes migratorias; denegar fondos a las llamadas ciudades santuario, así como reducir los fondos para proyectos de autopistas a estados que otorguen licencias de conducir a indocumentados.

Sessions descartó que el anuncio tuviera la intención de coincidir con el apoyo de Bush a McCain, el senador de Arizona que fue coautor de un proyecto de reforma migratoria amplia que no progresó en el Senado y que le costó a McCain más problemas con la base conservadora republicana.

Desde entonces, el senador McCain ha cambiado el tono de su mensaje y aunque insiste en que no puede haber deportaciones masivas y que los indocumentados también son hijos de Dios —por lo que es necesario demostrar compasión—, ahora enfatiza que se debe garantizar la seguridad de la frontera antes de considerar planes de legalización.

"Pienso apoyar al senador McCain. No estuvimos de acuerdo en [el tema de] la reforma migratoria integral, pero ya él dijo que captó el mensaje y muchos de estos proyectos de ley [que presentaron ayer] estaban en la legislación que él [McCain] apoyó", dijo Sessions.

Se refiere a que durante su campaña por la nominación, el senador de Arizona les dijo a los conservadores que "los escuché" y de ahí el cambio de su mensaje de no hacer todo a la vez, sino de garantizar la seguridad fronteriza antes de considerar planes de legalización adquirida.

Sessions dijo que no estaban tratando de llevar ningún mensaje político o de presión a McCain al presentar su paquete de medidas.

"¿Qué tiene de malo que la gente declare sus posturas en año electoral?", cuestionó Sessions.

Y dijo que, sin hablar por McCain, "creo que apoyará" muchas de las medidas. "Nada de lo que se incluye es un intento de avergonzarlo", sostuvo Sessions.

Pero Clarissa Martínez, analista del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), indicó a La Opinión que las medidas "demuestran una vez más que el Partido Republicano está confirmando que su estrategia va a ser arremeter contra la comunidad inmigrante y contra la comunidad latina".

Con este paquete de medidas "quieren tener una plataforma política con la cual seguir atacando a esta comunidad".

Esto, dijo, podría afectar a McCain entre los votantes latinos.

"Ese voto latino fue lo que le permitió ganar en la primaria de Florida, pero su propio partido va a afectarlo con los latinos porque siguen tratando de satisfacer a un segmento del partido [los ultraconservadores] y es algo que no les ha rendido frutos a nivel electoral", dijo Martínez.

El estratega republicano Robert Deposada opinó por su parte que los votantes latinos entienden que "si hay un líder que se ha jugado su futuro político defendiendo el tema de la inmigración, ha sido McCain".

Eso lo contrasta, afirmó, de la precandidata demócrata Hillary Clinton, quien "cambia de postura en el tema migratorio cuando no le conviene", como hizo con el asunto de las licencias para los indocumentados, al cual ahora se opone.

Con todo, algunos senadores demócratas que apoyan a Clinton retaron a McCain a que diga si apoyará el paquete de medidas republicanas enfocadas en seguridad, aunque no queda claro cuál será su futuro en el presente Congreso.

"Hago un llamado al senador McCain, el virtual nominado de su partido [republicano], a rechazar esta forma draconiana de abordar la reforma migratoria demonizando a la comunidad latina. Como un ex auspiciador de la reforma migratoria integral que ahora dice que votaría en contra de su propio proyecto, es importante que el senador McCain defina su postura ante este cínico esfuerzo republicano", declaró el senador demócrata de New Jersey, Bob Menéndez.

Sin embargo, la divergencia en el tema migratorio no es exclusiva de los republicanos y, de hecho, en la Cámara Baja hay un esfuerzo de recabar firmas para exigir que el liderazgo demócrata lleve al pleno una medida migratoria enfocada en seguridad del congresista demócrata de Carolina del Norte, Heath Shuler.

Esa medida tiene más de 140 copatrocinadores y más de 48 son demócratas, casi todos moderados y conservadores que ganaron escaños en 2006 en distritos de inclinación republicana y que prometieron mano dura contra la inmigración indocumentada.

No comments: