Thursday, March 13, 2008

Caída en remesas afecta a familias y comunidades

Caída en remesas afecta a familias y comunidades / La Jornada

Washington, 11 de marzo. La nueva tendencia a la baja del envío de remesas de mexicanos residentes en Estados Unidos a México ha provocado que 600 mil familias mexicanas no recibieran dinero en el último año, estimó hoy el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin). Las remesas a México aumentaron sólo uno por ciento a 24 mil millones de dólares en 2007, y cayeron 6 por ciento en enero de este año en comparacion con el previo.

Donald Terry, gerente del Fomin, institución dependiente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sostuvo que esa nueva tendencia provocó que 600 mil familias mexicanas no recibieran remesas el año pasado. “Esto tendrá un impacto no sólo sobre cientos de miles, sino sobre millones de mexicanos”, señaló Terry.

Los migrantes de América Latina enviaron a sus familias unos 66.5 mil millones de dólares en 2007, lo que representó un aumento de 7 por ciento, una desaceleración en relación con los promedios de años anteriores.

El Fomin estimó que, a pesar de la desaceleración del crecimiento de las remesas, los envíos de dinero superaron el total de combinado de inversión extranjera directa y de ayuda al desarrollo en la región.

Primera vez desde 2000 que no crecen dos dígitos

“Está es la primera vez desde que comenzamos a estudiar las remesas en 2000 que no hemos registrado un aumento de dos dígitos”, señaló el gerente de la institución dependiente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Donald Terry. “Esto se explica mayormente porque los dos principales destinatarios de remesas en la región, México y Brasil, no siguieron las tendencias pasadas”, añadió.

En el caso de México, las remesas aumentaron sólo uno por ciento a 24 mil millones de dólares en 2007, y cayeron seis por ciento en enero de este año en comparación con el previo, en tanto que en Brasil cayeron en cuatro por ciento.

Terry atribuyó la situación de las remesas en México a que los migrantes parecen estar menos dispuestos a enviar dinero al país por el temor a la aplicación más estricta de las leyes de migración y a la debilidad de la economía estadunidense. En el caso de Brasil se debió, de acuerdo con Terry, a un aumento de oportunidades económicas.

Por comparación, las remesas de residentes de América Central subieron 11 por ciento hasta alcanzar los 12 mil 400 millones de dólares en 2007, las de los países andinos aumentaron 5 por ciento a 11 mil 600 millones y las del Caribe a 8.1 mil millones de dólares.

Las remesas representan 43 por ciento del producto interno bruto de Guyana; 35 por ciento de Haití; 25 por ciento de Honduras; 18 por ciento de Jamaica; 18 por ciento de El Salvador; 17 por ciento de Nicaragua, y 12 por ciento de Guatemala.

Aunque México es el país de la región que recibe el mayor monto de remesas con 24 mil millones de dólares, el dinero sólo representa alrededor de 3 por ciento de su producto interno.

“En el corto plazo vamos a monitorear cuidadosamente las remesas a la región para determinar si la desaceleración es un fenómeno temporal o si es el comienzo de una nueva tendencia que afectará más severamente a la región”, señaló el Fomin.

“Si las cifras de México representan una desaceleración regional, tendremos un impacto serio en las vidas de millones de familias y las comunidades donde viven”, aseguró.


Copyright © 1996-2008 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

No comments: