Tuesday, January 29, 2008

Generamos riqueza en EU, dicen paisanos

Espero que el tema de la economía cambie este discurso malo del inmigrante. Hasta que hay menos enfoque hoy en día pero todo sigue relacionado. Dra. Valenzuela

Generamos riqueza en EU, dicen paisanos
Georgina Olson /Excelsior January 27, 2008

La deportación de cientos de trabajadores indocumentados que se da en Arizona desde principio de año agravará aún más la crisis económica en ese estado, pues los empresarios están perdiendo una mano de obra capacitada la de los inmigrantes que cobra los salarios más baratos del mercado, afirmó en entrevista con Excélsior, Elías Bermúdez, líder de Migrantes sin Fronteras, quien vive en la Unión Americana desde hace 23 años.

En diciembre pasado, 50 mil indocumentados en su mayoría mexicanos salieron de Arizona previendo que en enero entraba en vigor la Ley del Trabajador Legal, que obliga a los empresarios a revisar el estatus legal de sus empleados en una base de datos. Si contratan a indocumentados, los empresarios corren el riesgo incluso de ser encarcelados.

Desde cuando entró en vigor la ley, un promedio de 100 indocumentados son detenidos cada día por las autoridades migratorias que efectúan redadas en los centros de trabajo y en el transporte público de ese estado sureño. Los trabajadores mexicanos legales e ilegales representan 15% de la fuerza laboral de ese estado, según la Universidad de Arizona.

Muchos han emprendido la huida: “Entre quedarse y morirse de hambre aquí, a morirse de hambre en su patria, deciden irse, pues al menos van a ver a su familia que no ven desde hace años”, consideró. Otros están esperando recibir el reembolso de sus impuestos para tener dinero y regresar.

“A muchos les decimos: ‘No pagues la renta, hasta que te venga a sacar el alguacil’, porque muchos no tienen trabajo, y a otros ya se los quitaron. Les aconsejamos que guarden su dinerito para que tengan con qué irse cuando tengan que salir”, explicó.

La precaución que los migrantes están teniendo con su dinero no es cosa nueva: empezaron desde junio de 2007, cuando diferentes organizaciones como Migrantes Sin Fronteras les empezaron a aconsejar que aplicaran la lógica del “consumidor sabio”, es decir, que sólo compraran comida y nada más, pues ya veían venir las políticas antiinmigrantes de 2008. Esta cautela en consumidores latinos y mexicanos provocada por el temor a la ley antiinmigrante, contribuyó a la desaceleración de la economía del estado. “Hay una ironía... este año, Arizona tiene un déficit en el presupuesto de gobierno. Va a recibir mil millones de dólares menos de lo previsto y están así por la incertidumbre creada en la comunidad hispánica, pues desde julio empezamos a decirle a la gente que sólo gastara su dinero en lo indispensable”, dijo.

De acuerdo con Bermúdez, si al migrante se le permitiera vivir y comprar libremente en la Unión Americana y entrar y salir libremente del país, eso le inyectaría capital a la economía: “Tanto México como Estados Unidos se beneficiarían muchísimo del movimiento de personas que contribuyen a la economía con su trabajo diario”, enfatizó.

“Los inmigrantes hemos pagado, con nuestra mano de obra, las riquezas de muchas corporaciones; los récords de ganancia se deben a que nosotros les ahorramos un promedio de 50 centavos a un dólar en salarios a este país, los siete, diez o 12 millones de trabajadores le están ayudando a los empresarios a ahorrar esa cantidad por hora. Y alguien se queda con esa ganancia”, aseveró.

De acuerdo con Bermúdez, hay algunos sectores que empiezan a cambiar su postura. “Grant Woods, ex procurador de Justicia de Arizona, republicano y conservador, dio recientemente un discurso en que atacó a los antiinmigrantes. ‘Qué esperan los ciudadanos de Arizona para reaccionar, si el estado está conformado 50% por mexicanos’, les dijo. Se empiezan a dar cuenta, pero es demasiado tarde. Ahogado el niño, quieren tapar el pozo; es una tristeza”, dijo.

Para Bermúdez parte de la solución es una reforma migratoria o un programa de trabajo temporal, y recientemente le solicitó al senador Jon Kyl, de Arizona, la creación de un programa piloto de empleados temporales en el estado. En una carta, Kyl le manifestó que había presentado la propuesta en el Senado,pero no fue escuchada; le aseguró que seguiría insistiendo.

“Lo que va a determinar que pase una propuesta como ésa es la economía de Arizona: se está viniendo abajo y ahora mismo en el Super Tazón hay más de 800 trabajos que antes hacían migrantes mexicanos y que hasta el momento no han conseguido quién quiera llenar esos puestos”, aseveró.

No comments: