Monday, December 3, 2007

La migración en EU alcanza cifras históricas

La migración en EU alcanza cifras históricas

El Universal

Viernes 30 de noviembre de 2007

Durante los últimos siete años el flujo migratorio en Estados Unidos ha sido el más elevado de su historia con cerca de 10.3 millones de nuevos inmigrantes desde 2000, de los cuales más de la mitad son indocumentados, reveló ayer un informe realizado por el Centro de Estudios de Inmigración (CIS)

WASHINGTON (Agencias).— Durante los últimos siete años el flujo migratorio en Estados Unidos ha sido el más elevado de su historia con cerca de 10.3 millones de nuevos inmigrantes desde 2000, de los cuales más de la mitad son indocumentados, reveló ayer un informe realizado por el Centro de Estudios de Inmigración (CIS).
El documento muestra cómo el número de inmigrantes que reside en EU, tanto legales como indocumentados, asciende a 37.9 millones en 2007 y supera todos los récords hasta ahora conocidos.

“Los que apoyan la legalización masiva de los inmigrantes han mantenido durante mucho tiempo que la inmigración está disminuyendo y que las cifras no son tan altas como solían ser en los 90. Eso no es verdad”, dijo a EFE Mark Krikoriam, director ejecutivo del CIS.

El análisis apuntó que uno de cada ocho residentes en el país es inmigrante, lo cual supone la cifra más elevada de los últimos 80 años.

De entre los nuevos residentes, cerca de 5.6 millones son indocumentados.

Otro estudio, del Pew Hispanic Center, mostró que apenas un 23% de los hispanos adultos que viven en EU habla inglés, mientras que 88% de sus hijos nacidos en ese país lo hacen sin dificultad. Así, el uso de la lengua madre de los inmigrantes latinos se va debilitando.

En este contexto, el candidato presidencial demócrata Bill Richardson dijo ayer que a EU lo fortalece la inmigración y que de ser electo presidente implementaría un plan para legalizar a los 12 millones de indocumentados que están en el país. “Tenemos una crisis de inmigración y es importante que la resolvamos”, subrayó.

8 comments:

cko said...

La expulsión de mano de obra, logro del gobierno de Fox
Cada minuto del sexenio, un mexicano emigró hacia Estados Unidos

Uno de los logros reales del gobierno foxista -ese sí con cifras históricas, socialmente vergonzosas para el "cambio"- ha sido la creciente expulsión de mano de obra -calificada y no- a lo largo del sexenio, durante el cual alrededor de 8 por ciento de la población económicamente activa (PEA) del país habrá cruzado la frontera -la norteña, fundamentalmente- para buscar la vida fuera de su lugar de origen.

Cada minuto de los 3 millones 153 mil 600 que dan cuerpo, en tiempo, al sexenio del "cambio", un mexicano (1.03 para la estadística) habrá emigrado -principalmente a Estados Unidos- en busca de empleo y mejores condiciones de vida, hasta sumar 3 millones 253 mil 663 personas, cerca de 8 por ciento de la PEA.

Cuando el "cambio" se sentó en Los Pinos y "olvidó" los compromisos de campaña, la estadística registraba alrededor de 400 mil mexicanos expulsados; en 2006 se estima que sumarán 600 mil, un vergonzoso aumento de 50 por ciento entre una fecha y otra.

Recientemente La Jornada publicó que "durante el sexenio del presidente Vicente Fox emigraron cada año, en promedio, más de 500 mil mexicanos. Tan sólo en 2005 abandonaron el territorio nacional 582 mil 613. El saldo neto en este sexenio es de 3 millones 253 mil 663 personas. Un comparativo de censos entre los estudios del Consejo Nacional de Población (Conapo) y del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) -concluido el mes pasado- revela que hay un aumento significativo en la cifra que hasta el momento se ha utilizado para los análisis oficiales y académicos en esta materia, en torno a los emigrantes que anualmente dejan el país en pos de un empleo mejor remunerado" (Fabiola Martínez y Alma Muñoz).

Resulta escalofriante el dato, pero el micrófono oficial ni de lejos lo menciona. Sólo presume la creciente cuan voluminosa inyección de divisas que significan las remesas puntualmente enviadas por los mismos que la vigorosa cuan envidiable (Fox dixit) economía nacional ha expulsado a lo largo de los años. Incluso, asegura, sin sonrojarse, que ese río de dólares "muestra la confianza que tienen en su gobierno".

A lo largo del "cambio", la economía mexicana se habrá beneficiado por la inyección de 95 mil millones de dólares, aproximadamente, por concepto de remesas, la segunda fuente de divisas sólo superada por la exportación petrolera, un monto equivalente a 1.25 veces el saldo de la deuda pública externa al inicio del actual gobierno.

En el sexenio foxista dicha inyección se ha multiplicado por cuatro, al pasar de 6 mil 280 millones de dólares, al cierre de 2000, a cerca de 25 mil millones a finales de 2005, de acuerdo con las proyecciones oficiales. En el primer año del "cambio", el monto de remesas creció 40 por ciento con respecto al periodo previo; en 2002 el aumento fue de 10 por ciento; en 2003, de 36 por ciento; en 2004, de 24 por ciento; en 2005, de 20 por ciento, y en 2006, de 25 por ciento, de acuerdo con las proyecciones oficiales.

La creciente expulsión de mano de obra se puede medir con las siguientes cifras: en el sexenio salinista la paisanada inyectó alrededor de 16 mil millones de dólares. En el de Ernesto Zedillo, casi 30 mil millones, y en el de Vicente Fox 95 mil millones. Si se compara con el primero, el crecimiento es cercano a seis veces, mientras que con el segundo el incremento ha sido superior a tres tantos.

Lo anterior no sorprende, aunque sí indigna, al saber que para el grueso de la población la economía mexicana se mueve con desesperante paso de tortuga, algo inversamente proporcional para aquellos que son dueños de este maravilloso país "donde florecen las inversiones" (Fox dixit), un paraíso en el que la fortuna de una sola persona equivale al ingreso mensual de 22 millones de mexicanos.

Nada envidiable es la situación para aquellos que permanecen en territorio nacional. Por mucho que el micrófono foxista asegure que "se alcanzan cifras históricas" en el renglón laboral, lo cierto es que en el maravilloso sexenio del "cambio" la tasa oficial de desempleo abierto se ha duplicado, 28 por ciento de la población económicamente se "ocupa" en el sector informal de la economía y el sector formal sólo ha generado 14 plazas por cada cien requeridas, la mayoría de ellas eventuales, con salarios de hambre y prestaciones mínimas, en el mejor de los casos.

Desde un inicio , el presidente Fox habló de su "compromiso" y "pasión" por hacer del suyo el "sexenio del empleo". El mini presidente electo ha dicho lo mismo y, antes de iniciar, reclama para sí esa medalla. Lo cierto es que el primer "apasionado" resultó un fiasco y el segundo basa su dicho en el mismo esquema seguido por el actual inquilino de Los Pinos, esto es, el que resultó ser un rotundo fracaso.

A pesar de lo anterior hago una pequeña apología foxista. AQUEL QUE ESTE LIBRE DE PECADO ARROJE LA PRIMERA PIEDRA.

pd.- El escrito anterior a la apología corresponde a mi ALTER EGO.

SALUD.

Marcela Gamez said...

La migracion mexicana hacia los Estado Unidos ha sido una constante de las relaciones entre ambas naciones, este fenomeno se ha intensificado considerablemente por factores diversos como la ubicaciòn geografica, los lazos sociales y culturales, la integracion economica, haciendo inevitable la generacion de flujos migratorios. Pero primordialmente se le considera como un proceso de naturaleza laboral, en el cual se evidencia la falta de solidez economica que hay en nuestro pais.
ahora bien al pais vecino le conviene crear condiciones adecuadas para el desenvolvimiento de los trabajadores migrantes ya que ellos son una fuerza de trabajo muy importante en su pais y de seguir con un trato discriminatorio esto a la larga podria terminar en una verdadera revolucion.
Posdata lo siento no logre colocar los acentos

edd said...

LA MIGRACION EN ESTADOS UNIDOS HA TENIDO UN NIVEL MUY ALTO LOS ULTIMOS ANOS ESTO HA SIDO UN PROBLEMA RELEVANTE EN DICHO PAIS.SE ESTA TRABAJANDO ACERCA DE COMO REDUCIR EL PROBLEMA.ESTO CADA DIA SE HACE MAS DIFICIL,A CAUSA DE EDUCACION Y CULTURA EN NUESTRO PAIS TOMANDO EN CUENTA QUE ESTO SUCEDE EN CLASES SOCIALES BAJAS,Y PARA RESOLVER ESTO SE NECESITA QUE LOS GOBERNANTES DE NUESTRO PAIS ACTUEN EN TENER MAS AREAS DE TRABAJO POR QUE LA CAUSA SIEMPRE ES LA FALTA DE SOLVENCIA ECONOMICA O BIEN TENER UN ACUERDO CON EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS Y HACERLES NOTAR QUE LA MANO DE OBRA DE MUCHOS MEXICANOS ES LA QUE SACA SUS EMPRESAS ADELANTE,PERO REALMENTE SABEMOS QUE ESTO ES CASI IMPOSIBLE TOMANDO EN CUENTA LA DIFERENCIA DE CULTURA.

Alonso said...

Es difícil que algún día los políticos norteamericanos entiendan que la negación de la residencia legal de los latinos en Estados Unidos no es factor para que ellos dejen de emigrar. El flujo de migración hacia Estados Unidos no va disminuir por mucho que se pongan trabas para los trámites de aceptación, o por mucho que no se reconozcan derechos ya estando en el territorio del propio país. A un latino que le interese simplemente trabajar o tener para comer, momentáneamente no le va a interesar la sitaución legal que guarda con respecto al país en el que se encuentra, ya que esto no resulta una necesidad básica que cubrir. Es difícil que los políticos de Estados Uniidos puedan controlar el problema migratorio (ya sea regularizando la situación de los inmigrantes o deportanto a todos) porque los inmigrantes son muchísimos y si las opiniones de los grupos de poder son tan divididas, no se podrá regular, y seguirá el grandísimo flujo de migración. Porque mientras que unos dicen, "no los queremos, que no entren y los que están aqui que se vayan", y otros dicen "que se queden, nos producen mucho dinero", los migrantes se las arreglan para seguir pasando por la frontera y conseguir trabajo en Estados Unidos. El día en que una fuerza política domine el país del norte, el problema migratorio dejará de ser tan conflictivo y las medidas que se tomen serán apoyadas con mucha mayor fuerza.

Manuel said...

Por desgracia las políticas gubernamentales para crear más empleos no han sido suficientes ni eficaces para que en México existan los empleos necesarios. A un mes de que el Tratado de Libre Comercio culmine su fase de implementación los empleos que prometió traer no son una realidad, la integración de la región parece menos posible y limitada por la construcción de absurdos muros fronterizos y el crecimiento económico de México, la anuncia llegada al primer mundo (Salinas) un sueño distante.

Contrario a lo expuesto por los que antes han comentado, además de las deficientes políticas públicas y el débil gobierno que pudiera haberse dado en el sexenio pasado, creo que los flujos migratorios de mexicanos a Estados Unidos tienen como base no solo la carencia de trabajo, también es una cuestión cultural.
Vivo en un poblado del suroeste del Estado con una elevada tasa de emigración, y ciertamente el trabajo es escaso, pero más de una tercera parte de quienes se van a Estado Unidos lo hacen por tradición. En los jóvenes y niños se va cultivando la idea de emigrar sin siquiera intentar en 'su tierra'. Algunos se van por necesidad, pero otros sólo imitación, por impronta, por la platónica idea inculcada de un mundo perfecto que les aguarda.

Mi intención no es refutar que la carencia de trabajo en nuestro país, debida en gran medida a las malas políticas de gobierno, no sea determinante para que los mexicanos emigren; más bien, trato de complementar tal idea al afirmar que tal hecho encierra gran influencia cultural.

Finalmente, es alentador saber que así como el senado está buscando cambiar el enfoque al tratar el tema de la migración (DREAM ACT), también un candidato a la presidencia es consciente de los efectos e importancia de los migrantes en la economía norteamericana, y que la regularización de su situación es un tema primordial a tratar.

juan carlos said...

Comentario de 3 de diciembre del 2007
La migración en EU alcanza cifras históricas

Es muy preocupante conocer estas cifras que cada día se incrementan mas y son en realidad muy alarmantes ya que lo que nos dejan es una cuestión respecto a las medidas que nuestros gobernantes dicen están tomando y aplicando para mejorar la situación económica del país, ¿en verdad existe o se esta trabajando en dichas mejoras?, y si es así entonces por que cada día la gente busca en otros países sobre todo en los estados mejores y nuevas oportunidades de desarrollo especialmente económico, en otros artículos hemos visto que es muy difícil que deje de existir la inmigración de un momento u otro, pero que se supone que el gobierno mexicano trabaja arduamente pero detener o frenar este fenómeno, ¿será verdad este trabajo arduo?, o tal vez ¿ya traspaso las simple necesidades económicas y ahora es un fenómeno cultural?.

Atte.: Juan Carlos García Estrada

Diana Ruiz said...

Me parece que la migración es un fenómeno que debe resolverse entre los países involucrados, y no sólo por parte de uno de ellos. Es impresionante cómo las cifras han incrementado en tan sólo siete años y me parece que es muy buena la propuesta que hace el candidato demócrata Bill Richardson de legalizar a los 12 millones de indocumentados. Es una gran propuesta ya que efectivamente de los migrantes es de donde proviene el mayor derrame económico de los Estado Unidos, y tal situación debe ser muy tomada en cuenta por tal país. Por otro lado, es bueno que los hijos de migrantes comienzen a conocer una lengua nueva desde pequeños, pero es preocupante cómo se va deshaciendo su cultura materna y se debería de acrecentar ambas culturas.

hugo laurel said...

es demasiado la forma en que ha aumentado la emigración, como lo he mensionado con anterioridad es por la falta de empleos aqui en méxico, y por el deseo de los mexicanos de aumentar su calidad de vida por lo que se van a otro país, tambien es interesante el hecho de que esto tambien afecta la lengua que hablamos, por que cuando se van, la mezclan con el ingles o porque de plano hablan ingles y se olvidan del español